¿Qué son los SWARAS?

En la ciencia del Swara Yoga, se define como swara solar, al flujo respiratorio en la fosa nasal derecha y como swara lunar, al flujo de la fosa izquierda.

Desde el punto de vista del Swara Yoga, la salud física y mental depende del balance de la respiración nasal.

El SWARA LUNAR tiene un efecto refrescante, es anabólico, eferente e inhibitorio para los órganos y está directamente relacionado con la actividad del nadi ida. Este nadi gobierna el funcionamiento del sistema nervioso parasimpático, que tiene la misión de relajar las funciones corporales y conservar la energía. Algunas de las funciones del sistema nervioso parasimpático son:

  • Enviar impulsos a las vísceras para estimular los procesos internos.
  • Relajar los músculos superficiales.
  • Disminuir la temperatura exterior del cuerpo.
  • Frenar el ritmo cardíaco.
  • Contraer las pupilas.
  • Contraer las vías respiratorias.
  • Disminuir la tensión arterial.
  • Estimular los movimientos gastrointestinales.
  • Incrementar la salivación, etc…

La fosa nasal izquierda y el nadi ida están así mismo vinculados con el hemisferio cerebral derecho, que gobierna el lado izquierdo del cuerpo y está relacionado con la actividad de los órganos de los sentidos (gñanendriyas). De él dependen:

  • La orientación en el espacio.
  • La sensibilidad artística.
  • El conocimiento intuitivo.
  • El conocimiento holístico.
  • Las percepciones extrasensoriales, etc.

 

Cuando prevalece la respiración en la fosa izquierda, dominan en el ser humano la actividad del sistema nervioso parasimpático y del hemisferio cerebral derecho, con todas sus características y funciones.

El SWARA SOLAR produce calor en el organismo, es catabólico, aferente y acelera la actividad de los órganos del cuerpo. Está íntimamente asociado con la actividad del nadi pingala y del hemisferio cerebral izquierdo. El nadi pingala rige el sistema nervioso simpático y el lado derecho del cuerpo. El sistema nervioso simpático es el encargado de preparar el organismo para afrontar la interrelación con el mundo exterior y se ocupa principalmente de:

  • Energetizar el cuerpo.
  • Aumentar la temperatura corporal.
  • Estimular el ritmo cardíaco.
  • Dilatar las pupilas.
  • Aumentar la tensión arterial.
  • Dilatar las vías respiratorias para permitir el incremento del ritmo y del volumen respiratorio.
  • Inhibir las glándulas salivares.
  • Inhibir las secreciones digestivas.
  • Liberar la adrenalina, que estimula los músculos externos y capacita al individuo para reaccionar rápidamente en las situaciones de emergenia, etc.

 

Por su parte, el hemisferio cerebral izquierdo procesa la información de forma lineal y secuancial y se relaciona con los órganos de acción (karmendriyas). De él dependen:

  • El razonamiento intelectual.
  • La expresión verbal.
  • El sentido del tiempo.
  • La habilidad matemática, etc.

Se llama SWARA DE SUSHUMNA NADI a cuando se iguala el flujo respiratorio en las fosas nasales, lo que sucede naturalmente de una a cuatro minutos cada hora y media (aprox.), durante el transcurso de un swara a otro. Durante el swara de sushumna nadi se establece un equilibrio perfecto entre la actividad de los hemisferios cerebrales, las cadenas del sistema nervioso autónomo y las energías vital y mental. Resulta un momento de total armonía en el conjunto cuerpo-mente.

 

Fuente: Claves del Yoga – Swami Digambarananda Saraswati